Teléfonos de contacto:

2680 4179  y  2680 6883 

  • 1.jpg
  • 3.jpg
  • 4.jpg
  • 5.jpg
  • 6.jpg

Divorcios Express en el DF | Profesionales en divorcios

¿Qué es el divorcio?

El divorcio disuelve el vínculo del matrimonio y deja a los cónyuges en aptitud de contraer otro.

Es la figura jurídica por medio de la cual los cónyuges, mediante una causa legal, solicitan a un juez de lo familiar se disuelva el vinculo matrimonial y una vez transcurrido el término de ley se está en aptitud de contraer uno nuevo; en algunas entidades del interior de la República se exige para su procedencia se pruebe en juicio alguna de la causales de divorcio como lo son:

Causales del Divorcio en el Estado de México

  • El adulterio de uno de los cónyuges.
  • Que la mujer dé a luz, durante el matrimonio, un hijo concebido antes de celebrarse el mismo con persona distinta al cónyuge.
  • La propuesta de prostitución de un cónyuge al otro no cuando el mismo la haya hecho directamente, sino cuando se pruebe que ha recibido cualquier remuneración con el objeto expreso de permitirlo.
  • La bisexualidad manifestada posterior a los seis meses de celebrado el matrimonio.
  • La incitación o la vioencia hecha por un cónyuge al otro para cometer algún delito.
  • Los actos inmorales ejecutados por alguno de los cónyuges con el fin de corromper a los hijos de ambos o de uno de ellos, así como la tolerancia de su corrupción.
  • Padecer alguna enfermedad crónica e incurable que sea además contagiosa o hereditaria.
  • Padecer enajenación mental incurable.
  • La separación del domicilio conyugal por más de seis meses sin causa justificada.
  • La servicia, las amenazas o las injurias graves de un cónyuge para el otro, que haga difícil la vida en común.
  • La negativa de los cónyuges de darse alimentos o de darlos a los hijos.
  • La acusación calumniosa por un delito, hecha por un cónyuge contra el otro.
  • Haber cometido uno de los cónyuges un delito doloso, por el cual tenga que sufrir una pena de prisión no conmutable.
  • Los hábitos de juegos prohibidos o embriaguez habitual, el uso indebido y persistente de estupefacientes, psicotrópicos, o cualquier otra sustancia que alterne la conducta y produzca dependencia cuando amenacen causar la ruina de la familia, o constituyan un continuo motivo de desavenencia conyugal.
  • Haber cometido un cónyuge contra la persona o los bienes del otro, un acto que sería punible si se tratara de tercero, siempre que tenga señalada en la ley una pena de prisión que exceda de un año.
  • La violencia familiar.
  • Permitir ser instrumento, de un método de concepción humana artificial, sin consentimiento de su cónyuge.
  • La separación de los cónyuges por más de un año, independientemente del motivo que haya originado la separación, la cual podrá ser invocada por cualquiera de ellos.
  • Incumplimiento injustificado de las determinaciones judiciales que se hayan ordenado, tendientes a corregir los actos de violencia familiar hacia el otro cónyuge o a los hijos, por el cónyuge obligado a ello.

Cabe aclarar que cada entidad federativa adopta diversas terminologías para encuadrar las hipótesis arriba señaladas, sin embargo independientemente del nombre que reciban en uno u otro estado, el fondo es que hay que acreditar en juicio la causal invocada para que proceda la acción intentada y se decrete en su momento en sentencia definitiva, que es: la disolución del Vinculo Matrimonial.

La excepción a la regla que antecede ya no tiene cabida ni vigencia únicamente en el Distrito Federal toda vez que mediante reformas a los Códigos Civil y de Procedimientos Civiles se derogaron todas las causales de divorcio quedando únicamente lo que coloquialmente se le llama Divorcio Express que no es otra cosa que el Divorcio Incausado es decir, que no existe causa que probare en juicio para solicitar la disolución del vinculo matrimonial, sino que, solo basta que uno o ambos consortes lo soliciten ante el juez de lo familiar para que proceda.